El pasado martes 3 de abril, aprovechando que los más pequeños estaban de vacaciones, en la Asociación Alzheimer Bierzo celebramos una jornada de conciliación familiar.

Todos los niños pudieron disfrutar de varias actividades: una yincana, en la que contaron con la ayuda de los usuarios del centro, y un taller de cocina, en el que prepararon el almuerzo que compartimos todos juntos.

Cuanto mayor es el contacto entre niños y personas mayores, mayor será el conocimiento mutuo y las percepciones serán reales y no sesgadas entre generaciones. Creamos un vínculo con el pasado y un puente hacia el futuro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*