La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha presidido este miércoles el Consejo Territorial de Servicios Sociales y Dependencia, en el que ha informado a los consejeros de Servicios Sociales de las comunidades autónomas (CCAA) sobre el Plan Nacional de Alzhéimer 2019-2023, cuya redacción se está finalizando.

El documento recoge objetivos y medidas transversales para mejorar el diagnóstico de la enfermedad y la atención a las personas afectadas y a los familiares que los cuidan, lo que implica “sensibilizar y concienciar a la sociedad; prevenir su aparición, mejorar su diagnóstico y el tratamiento; fortalecer el sistema de atención a la persona enferma y a quien le cuida y apostar por la investigación, la innovación y el conocimiento”.

El Plan Nacional de Alzhéimer pretende reducir el impacto de la enfermedad, favorecer el mantenimiento de la persona afectada en su entorno natural, poner en marcha respuestas sociales y sanitarias adecuadas y mejorar el conocimiento relativo a la dimensión y las necesidades de las personas con alzhéimer y sus familias. En esta línea, la detección temprana es uno de los avances que marca la estrategia, para lo que prevé el desarrollo de programas de información y sensibilización de profesionales sanitarios para la detección de signos y síntomas de la enfermedad.

Para más información: Salud a Diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*